Para ser conductor de primera…primero paga.

4014769.jpg 

A partir de ahora, los  niños que vayan al colegio en Autobúes escolar retomarán aquellas canciones de nuestra infancia,

“para ser conductor de primera, acelera, acelera…”,

“Eva se ha hecho pis en el saco de dormir, quien yo, si tu, yo no fui, entonces quien…”,

Se retomará el diálogo, bueno, mejor dicho, el escándalo. Pero no hay que verlo negativamente, volvemos a los viejos tiempos.

 La culpa de todo esto la tienen las compañías de autobuses y la SGAE, los afectados, los consumidores. Si las empresas de autobuses deciden poner música o un DVD, tendrán que pagar un precio mínimo de 1.197,73 euros a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), por cada autobús matriculado.

Esto da la impresión de ser una broma, pero no lo ha sido para las empresas de Zaragoza, Samar, Muro y Hediaz, que han tenido que pagar recientemente  6.429 euros por no pagar la tasa.

“Compartir un viaje con el talento tiene precio”, portavoz SGAE.

SGAE  DEFIENDE: Compartir un trayecto o un viaje con el talento y la inspiración de un creador, sí tiene un precio: los derechos de los autores a quienes la SGAE representa

AUTOCARES DEFIENDEN: Una de las compañías condenada alegó en el juicio, que no utiliza el reproductor de DVD ni de música, porque sólo se dedica al transporte escolar y no lo necesita. Otra alegó, que estos aparatos vienen en la mayoría de los autobuses instalados de fábrica y negó que los utilizasen.

En Baleares ya no incorpora casi ningún autobús reproductor, porque sale caro, y no me extraña. Además de la cantidad que hay que pagar a la SGAE tenemos que sumarle Aisge y Aie (de artistas, intérpretes o ejecutantes), además, según declara Rafa Barbadillo, secretario general de Asintra, van apareciendo otras sociedades de gestión que les reclaman sus propias tasas. Por pedir que no quede.

Al final, los que salimos perdiendo somos los usuarios. Yo entiendo perfectamente a los autobuseros, porque si para poner una película o hilo musical tienen que incrementar los precios de los billetes, saldrá más rentable que cojamos aviones, que pagan la cuota y no se nota en el precio de los billetes.

Pero insisto en la ventaja de retomar las canciones escolares en los autobuses, que la “seño” cuente cuentos.

 Vivimos en un mercado competitivo, “quien no corre, vuela”  

Por Federico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: